.

.

jueves, 18 de agosto de 2011

Cuando sucede algo así.

Estaremos los dos, entre mucha gente. Reiremos. Será una noche cualquiera. Miraremos el cielo. El resto reirá con nosotros. Como si nada. Tranquilamente. Amigablemente. Amigos. Nunca pensar en lo que pudiera suceder en un futuro. Ni si quiera te has parado a pensarlo nunca. Un futuro no muy lejano. Concretamente muy pronto. Cuando las miradas se crucen. Las sonrisas salgan solas. Las luces se apaguen. Cuando nos acerquemos a unos centimetros el uno del otro. Cuando nuestras manos se unan. Cuando sintamos el latido de su corazón. Cuando la sonrisa se borre y lo único que quede sean  miradas. Cuando salte la chispa del amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario