.

.

viernes, 5 de agosto de 2011

Lo puede todo.

Dan igual los kilómetros, los impedimentos, las horas que te separan de esa persona. Hay una cosa mucho más fuerte que lo puede todo. El amor. Nada importa solo con saber que estará bien. La distancia no es obstáculo. Algún día le veré. Me comeré los kilómetros para poder estar a su lado. Abrazándole, diciéndole todo lo que le amo a la cara. Mirándole a los ojos. Sumerguiéndome en ese color verde que tanto me gusta. Te despiertas. Por ahora son solo sueños. Pero siempre tendré en cuenta que estaremos mirando el mismo cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario