.

.

miércoles, 3 de agosto de 2011

Un secreto entre la playa, él y yo.

Noche ligeramente fresca. Una brisa suave agita lentamente mi pelo. Camino por la orilla de la playa. Miro la Luna. Preciosa. Me tapa los ojos. Sonrío. Toco sus manos. Se que es él. Me giro. Sonrío. Sonríe. Caminamos mientras las olas se rompen en nuestros pies. Pasa su brazo por mi hombro. Escalofrío. Me apoyo en él. Se echa a un lado. Caigo en la arena. Reímos. Me acomodo. Se sienta a mi lado. Miramos al cielo. Una estrella fugaz.
- ¿Has pedido un deseo?
+ Sí.
- Y, ¿qué has pedido?
Me mira. Se acerca.
+ Creo que va a hacerse realidad en este momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario