.

.

viernes, 12 de agosto de 2011

Yo también te quiero.

+ Tengo un problema.
- Cuéntame.
+ Me gusta una persona, pero no sé como decirselo.
- Lánzate.
+ Es que tiene pareja pero se ve claro que no están bien y creo que él siente algo por mi. Probablemente sea solo amabilidad por su parte, pero es muy buena persona conmigo.
- Nada, seguro que no se lo merece.
+ Pero... ¿qué le digo?
- Dile que simplemente estas enamorada de él y que sueñas con estar a su lado. Que sabes que no es feliz con su novia y que ella no le merece. Que tú siempre estarás ahí para lo que sea y que no te lo sacas de la cabeza. Que cada día que pasa sin él te sientes peor y que ya no te puedes callar cuanto quieres besarle. Y dile también que él elige, si seguir pasándolo de pena con su novia sin saber lo que hace o perder la oportunidad de estar contigo.
+ Vale... estoy enamorada de ti y sueño con estar a tu lado. Sé que no eres feliz con tu novia y que ella no te merece. Siempre estaré ahí para lo que sea y no te saco de mi cabeza. Cada día que pasa sin ti me siento peor y ya no me puedo callar cuanto quiero besarte. Entonces tú elijes, seguir pasándolo de pena con tu novia sin saber lo que haces o perder la oportunidad de estar conmigo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario