.

.

jueves, 5 de enero de 2012

Evidente.

No voy a decir "nunca" porque alguien dijo alguna vez "nunca digas nunca. No voy a decir "siempre" porque un siempre no existe. No voy a decir "perfecto" porque no he encontrado a ninguna persona, animal o cosa que lo sea. No voy a decir que estoy feliz porque es algo muy relativo. No diré que "no me importa" porque por mínimo que sea, todo nos afecta. Diré que he madurado, pero por ahora no diré que soy madura porque ni siquiera sé si he crecido. Si lo pienso bien, no puedo decir que ya soy mayor porque todavía creo en monstruos y fantasmas. No puedo decir que lo importante es el interior si cuando pasa un chico me lo como con la vista, pero creo en ello. No puedo decir "que bien te veo" si tengo miopía. No puedo creerme lo mejor de lo mejor si ni siquiera sé si creo en mi misma. No voy a decir que pienso en ti, la verdad es que te sueño. No voy a decir que algo es imposible, diré que es difícil de conseguir. Y no querré que os creáis todo esto, solo que os hayáis parado a leerlo.

1 comentario: