.

.

jueves, 5 de enero de 2012

Solo por eso, es importante.

¿Nunca en vuestra vida ha aparecido una persona que os la cambia por completo? Si, si, en el momento justo. Una persona que te hace ver lo que realmente eres y lo mal que estas dirigiendo tus pensamientos. Y no hablo de amor. Para nada. Hablo de una persona, simplemente. Sin darte cuenta te ayuda a pensar. Te ayuda a darte cuenta de lo mal que vives siendo lo que eres e incluso te da a entender lo que realmente sería bueno para ti. Y tú, como de la nada, le haces caso. Porque reflexionas y piensas. Y cuando lo haces, te das cuenta de que lleva toda la razón del mundo. De que te estas pudriendo en una personalidad que no es la tuya, con una gente que no te entiende y viviendo momentos que serían mucho mejores si te sintieras cómoda.  Y tomas tu decisión. Porque esa persona solo habla contigo. No te ha obligado a hacer nada. Solo te ha abierto los ojos. Y una vez abiertos, tú reaccionas. Reaccionas y haces algo que deberías haber hecho hace mucho tiempo. Te revelas, te expresas, te encuentras a ti misma. Por fin. Y pasas un tiempo malo, muy malo. Es lo que tienen los cambios. Pero al final, te das cuenta de lo bien que te sientes, te das cuenta de que por fin eres tú misma. ¿Qué hubiera pasado si no hubiera aparecido? Y solamente gracias a una persona que supo encontrar lo que nadie encontró nunca. Entonces ya le estas eternamente agradecida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario