.

.

jueves, 16 de febrero de 2012

Cambios.

Hay personas que cambian de la noche a la mañana, de la mañana a la noche, de un día a otro. Radicalmente. No es su momento de cambiar, no deberían de hacerlo. Pero lo hacen. Sin saber cómo ni por qué. ¿Explicación? No la busquemos. La mayoría de las veces perdemos el tiempo buscando un por qué. No siempre lo hay. No siempre se entienden las cosas, las personas. El poder de la mente. El ser humano todavía tiene mucho por descubrir, muchas cosas que entender. ¿Cuántas personas cambiarán al día en todo el mundo? Infinitas. De color de pelo, de forma de vestir, de personalidad... Unas veces un buen cambio, otras veces totalmente equivocado y ciego. Cuidemos muy mucho nuestros actos. Eso de actuar y luego pensar ya no se lleva. No es de lógica, no es de lógicos. Piensa antes de actuar, actúa con cabeza. No te lo tomes al pie de la letra. Todo tendrá sentido si lo has pensado, sino, te lo podrán reprochar en cualquier momento de tu vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario