.

.

sábado, 11 de febrero de 2012

A pesar de.

Cuando te sientes... es cómo... solo quieres... a ver, empecemos de nuevo. Cuando no sabes que hacer. Si, vamos a dejarlo en eso. Cuando no puedes más. Pero no un "no poder más" de "quiero irme porque voy a explotar." No. Estas medianamente bien. Las cosas van por un lado genial y por el otro andan un poco torcidas. Espero que se solucionen. Pero llegan momentos en los que no sabes. Y no sabes nada. Bueno, si, sabes que todo esto es solo por una persona. La que lo ha puesto todo patas arriba. Y sabes que, a pesar de todo, a pesar de meses y meses de mezclas de emociones completamente distintas, quieres sentir a esa persona a tu lado. Porque después de todo, ya forma parte de tu vida. Y eso ni tú ni nadie puede cambiarlo. Y sabes también, que con un simple "hola" ya estarías mejor. Aún que no le quieras contestar, pero estaría cerca tuya. Y si ya pudieras acariciar su cara... Parémoslo ya. Es imposible. He perdido. Tengo que admitir mi derrota. Y pronto. Porque esto sigue creciendo y creciendo y yo ya no puedo hacer nada. Me gustaría continuar, luchar, pero sería en vano. Energía gastada a lo tonto, lágrimas derramadas sin sentido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario