.

.

viernes, 16 de marzo de 2012

Atrévete.

Hola, sí, vale, bien. Claro, por qué no. Adolescencia, una de las etapas más difíciles de la vida. Para unos más que para otros. Hay tantas cosas que tenemos que entender, tantas cosas que deberíamos saber. La sociedad se encarga de colocarnos a todos en un mismo sitio, apelotonados, y nos enseña una serie de patrones que se supone que tenemos que seguir. ¿Enserio? ¡No cabemos! Algunas de esas personas se dan cuenta de lo mucho que les cuesta respirar en esa masa de gente idéntica, en ese espacio tan pequeño, y salen. Salen para liberarse, salen para vivir, salen para respirar, salen para crear sus propias ideas. Las ideas que les gustan, las que realmente quieren seguir. Sin nadie que sea igual que ellos, sin nadie que te critique por ser diferente. Los diferentes no se juzgan entre ellos. Les juzgan los demás por no serlo. Podrás ser tú. Cómo y cuándo quieras. Y serás diferente. Pero, me pregunto yo, ¿quién es el valiente que se atreve a marcar la diferencia?

No hay comentarios:

Publicar un comentario