.

.

jueves, 3 de mayo de 2012

Tú puedes.

Venga. De los errores se aprende, de las experiencias se aprende, de las traiciones, de las peleas, de los engaños, de las mentiras... De todo lo malo se aprende. Y si encima te pasan mil cosas, puede que hasta te inmunices. Pero poco. Nunca sabemos lo que nos está por venir. Siempre serán cosas nuevas que probablemente no sabremos afrontar. O no del todo. Mejor. Sería todo demasiado fácil. ¿Y qué? Experiencias que debemos vivir. Y aun que vengan por sorpresa, hemos de estar preparados. Más bien, mentalizados. Mentalizados de que nadie merece nuestras lágrimas, de que si sufres te pierdes momentos increíbles de la vida, de que vale la pena sonreír para que los demás sonrían contigo. Mira, tú, sí tú, yo no me sé tu vida ni sé lo que pensarás, pero una cosa te voy a decir: "te equivocas cuando piensas que estas sola porque tú eres la razón por la que vive otra persona."


No hay comentarios:

Publicar un comentario