.

.

martes, 23 de octubre de 2012

Mi pequeña cicatriz

Ni todo es malo ni dura para siempre. Aunque sea una de las grandes ironías de la vida, a veces solo hay que darle un poco de tiempo al tiempo. Como si al tiempo le faltase tiempo. Los errores suelen doler, si duelen también suelen dejar una herida. Tranquilo, las heridas cicatrizan. Todas. Con tiempo y cuidándola bien puede que hasta llegue a no notarse. Puede que pase mucho tiempo y de repente un día esa cicatriz te vuelva a doler de repente. No pasa nada. Tú ni caso. Las cicatrices no son más que un mero símbolo de nuestras batallas ganadas. Quizá no hayamos ganado en todas, pero lo que si demuestran es que hemos luchado. Con todo lo que teníamos, con todas nuestras fuerzas y nuestras armas. ¿Por qué no lucir nuestras cicatrices con orgullo y satisfacción? Oye, tú, esta fue de cuando ese chico que me gustaba empezó a salir con la chica del coche rojo. Oye, ¿sabes de qué fue esta? De cuando pasé ese mal trago en mi familia y pensé en que todo se iba a la mierda. Quizás te digan: pues tiene buen aspecto. Tienes buen aspecto. Va a ser eso, al final el tiempo le ha sentado bien a mi pequeña cicatriz.


miércoles, 17 de octubre de 2012

Aprende a buscar.

+Estoy contentísima, lo tenemos todo en común.
-¿Todo, todo?
+Todo, siempre estamos de acuerdo, ¿no es genial?
-No.
+¿Cómo que no? No tienes ni idea.
-¿Sobre qué vais a discutir? Dime cuándo le darás un beso en medio de una discusión queriendo decir que ya está, que no importa. Cuándo vendrán las reconciliaciones bonitas, cuando le pondrás cara de nuez y le sacarás la lengua indicando que es un bobo, cuándo te cruzarás de brazos e intentarás ponerte seria sin conseguirlo para que él tenga un detalle cariñoso, cuándo le dirás: "no te enfades cielo" y le sonreirás. ¿Cuándo? Esos momentos son de los  mejores. Cuando te diga: "no seas cabezota" o "cómo sois las pequeñajas de hoy en día" y tú le gires la cabeza riéndote pero sin que él te vea. Y los abrazos de "no seas así, sabes que te quiero." Venga, dime cuándo. No busques a alguien que sea igual que tú, a tu doble, ¿para qué? No pienses que serás feliz sí o sí con ese tipo de personas. Eso no significa que sea perfecto para ti. Busca a alguien que vaya contigo, no como tú. Recuerda, los polos opuestos se atraen.



lunes, 15 de octubre de 2012

Siente más allá.

¿Alguna vez se os ha venido a la cabeza ese pensamiento de que nunca sentiréis algo que habéis sentido en el pasado? Algo tan intenso que crees casi imposible que se vuelva a repetir. Y te tortura la sola idea de que nunca volverás a estar así porque nunca encontrarás ese algo o ese alguien que contribuya a que te sientas de esa forma. No te equivoques. No es ni una persona, ni una cosa lo que estás buscando, sino un sentimiento. Ese sentimiento que, una vez experimentado, no quieres que nunca se vaya. Cualquier tipo de sentimiento que nos haga ser diferentes a como somos y sentir cosas que antes ni siquiera sabíamos que existían. Claro que esa persona o ese algo influirán en si volverás a sentirte como aquella vez, pero no te centres en esa persona o ese algo, céntrate en sentir. Solo en sentir. Poco a poco, con el tiempo. No te guíes por las apariencias, no buscas eso. Como siempre digo, mira más allá, da un paso más. No dejes pasar oportunidades solo porque creas que no van a ser como lo que tuviste porque puede que sin darte cuenta, sin intentarlo, estés dejando ir ese sentimiento del que te has enamorado. 


lunes, 8 de octubre de 2012

Yo lo sé.

'Y es que te conozco tan bien que hasta me parece mentira. La conexión que siento contigo es indudablemente increíble. Porque sé que pones letras sin sentido cuando estás nerviosa o algo te gusta mucho, sé que por las mañanas cuando te vas a hacer el desayuno siempre colocas el asa de la taza hacia la derecha, que te vistes empezando siempre por los pantalones, que a veces te pasas los minutos delante del espejo haciéndote peinados que nunca verán la luz, que te encanta el chocolate pero solo en los bollos, que siempre te desatas el zapato derecho y luego el izquierdo, que si ahora mismo estás sentada en una silla seguro que es de la forma más rara posible, que tienes dos pulseras en la mano izquierda y tres en la derecha cada una con una historia distinta, que la parte que más te gusta de tu cara son tus labios pero nunca has sabido el por qué ya que no tienen nada de especial. Yo, por suerte, si lo sé.'

¿Y qué es lo que pasa si alguien te conoce tan bien? Quién sabe. A mi me encantaría que me dijesen todos esos detalles sobre mi vida. Sabría que hay alguien que se preocupa, que se molesta en mirar lo que hago y cómo lo hago. Que hay alguien a quien le importo. Porque las cosas bonitas se demuestran con actos, con pequeñas cosas. Innova, crece, no te vayas a lo fácil, sé especial, haz que se sienta especial. Mira a las personas de una manera diferente. Porque a veces esas personas no aprecian cosas que ellas mismas hacen, demuéstrales que tú sí.



viernes, 5 de octubre de 2012

Cree.

+ ¿Qué más da?
- ¿Cómo?
+ Que qué más da.

Que no me importa, que paso de los obstáculos. No hay nada que te impida seguir luchando y caminando para conseguir tu objetivo. ¿En serio una palabra va a hacer que lo tires todo por tierra? Obstáculo. No lo hagas. Si has luchado durante todo este tiempo sigue con ello hasta que lo consigas o te digan: "eh, se terminó." E incluso en estas ocasiones puedes ir más allá. Si sabes que vale la pena, que es importante, que no te vas a decepcionar a ti mismo, ¿por qué dejarlo estar? Los verdaderos sueños no se consiguen rindiéndose a la primera de cambio. Se consiguen luchando, con esfuerzo y valor, mucho valor. Deja de creer que no va a ser posible, que no vas a ser capaz de conseguirlo, porque cuando lo consigas, la satisfacción que sentirás será el doble, no, no, el triple de buena que si creías que no lo lograrías. Cree en ti mismo y llegarás a donde sea, repito, donde sea.