.

.

lunes, 8 de octubre de 2012

Yo lo sé.

'Y es que te conozco tan bien que hasta me parece mentira. La conexión que siento contigo es indudablemente increíble. Porque sé que pones letras sin sentido cuando estás nerviosa o algo te gusta mucho, sé que por las mañanas cuando te vas a hacer el desayuno siempre colocas el asa de la taza hacia la derecha, que te vistes empezando siempre por los pantalones, que a veces te pasas los minutos delante del espejo haciéndote peinados que nunca verán la luz, que te encanta el chocolate pero solo en los bollos, que siempre te desatas el zapato derecho y luego el izquierdo, que si ahora mismo estás sentada en una silla seguro que es de la forma más rara posible, que tienes dos pulseras en la mano izquierda y tres en la derecha cada una con una historia distinta, que la parte que más te gusta de tu cara son tus labios pero nunca has sabido el por qué ya que no tienen nada de especial. Yo, por suerte, si lo sé.'

¿Y qué es lo que pasa si alguien te conoce tan bien? Quién sabe. A mi me encantaría que me dijesen todos esos detalles sobre mi vida. Sabría que hay alguien que se preocupa, que se molesta en mirar lo que hago y cómo lo hago. Que hay alguien a quien le importo. Porque las cosas bonitas se demuestran con actos, con pequeñas cosas. Innova, crece, no te vayas a lo fácil, sé especial, haz que se sienta especial. Mira a las personas de una manera diferente. Porque a veces esas personas no aprecian cosas que ellas mismas hacen, demuéstrales que tú sí.



No hay comentarios:

Publicar un comentario