.

.

jueves, 22 de noviembre de 2012

Sí, puedes.

Soy de esas personas que cuando se sienten mal quieren e intentan solucionarlo. Por eso no entiendo a esa gente que se ve hundida y no hace nada para remediarlo. Que es tu vida joder, apréciala aunque solo sea un poquito. Una sonrisa a tiempo, un "basta" en el momento preciso, un cambio de aires de la forma que más te guste. Algo. Lo que sea. Aprecia tu vida, por favor. Valora tu felicidad. Pregúntate por qué, si vale la pena estar así. Lucha, intenta salir de ahí. Cuando no me siento a gusto conmigo misma busco ese punto en el que seguir adelante no sea difícil. Es lógico, ¿verdad? La vida no tiene por qué ser un camino lleno de curvas y tropezones. Para, tómate tu tiempo, descansa, piensa, reflexiona, sonríe y continúa.




martes, 6 de noviembre de 2012

Apreciar.

¿Nunca habéis tenido esa sensación de querer estar en dos sitios a la vez? ¿De no quererte perder nada de lo que pase en el mundo? Sí, me explico. Pensar el qué estará haciendo alguien en el momento en el que se te viene la idea a la cabeza, estar en un sitio pudiendo estar en otro y pensar en qué estará haciendo la gente que este en ese otro sitio. Por ejemplo, ir a un viaje. Si vas a ese viaje te perderás lo que puedas vivir si te quedas en tu pueblo, ciudad o lo que sea, pero si no vas al viaje también puede que te pierdas un montón de experiencias. Ese es uno de los grandes dilemas de mi vida. Querer estar en mil sitios a la vez. ¿De verdad nunca os ha pasado? Decidme que nunca habéis estado pensando en casa qué estará haciendo tal persona o dónde estará en ese momento. Y que nos gustaría estar allí para comprobarlo. Ya sea en otra provincia, otro país o incluso otro continente. Que pasaría sí de repente chasqueas los dedos y apareces delante de esa persona. ¿Que pasaría? Pues que querrías volver al sitio del que viniste porque te estarías perdiendo otros momentos. Es una espiral bastante extraña. Pero es que somos así. Somos personas sedientas de experiencias, de momentos, de recuerdos. Cuanto más mejor. Apreciamos mucho la vida, aunque a veces se nos olvide.