.

.

jueves, 22 de noviembre de 2012

Sí, puedes.

Soy de esas personas que cuando se sienten mal quieren e intentan solucionarlo. Por eso no entiendo a esa gente que se ve hundida y no hace nada para remediarlo. Que es tu vida joder, apréciala aunque solo sea un poquito. Una sonrisa a tiempo, un "basta" en el momento preciso, un cambio de aires de la forma que más te guste. Algo. Lo que sea. Aprecia tu vida, por favor. Valora tu felicidad. Pregúntate por qué, si vale la pena estar así. Lucha, intenta salir de ahí. Cuando no me siento a gusto conmigo misma busco ese punto en el que seguir adelante no sea difícil. Es lógico, ¿verdad? La vida no tiene por qué ser un camino lleno de curvas y tropezones. Para, tómate tu tiempo, descansa, piensa, reflexiona, sonríe y continúa.




No hay comentarios:

Publicar un comentario