.

.

jueves, 10 de enero de 2013

Posdata: te quiero.

Sí, es posible. No importa la situación en la que te encuentres. Si eres lo bastante fuerte como para darte cuenta de que tienes una vida por vivir, lo has conseguido. No tengas miedo, no es el fin. ¿Sabes? Puedes volver a hacerlo. Que pase el tiempo que tenga que pasar, con calma. Cuando menos te lo esperes volverá a aparecer alguien que te haga reír como antes lo hacías, soñar como antes lo hacías, sentir como antes lo hacías. Pero has de ser tú el que diga: "eh, cambio, ya." Tú mandas, tú escribes, es tu historia, la de nadie más. Intenta pasar página, hacer lo que realmente creas conveniente, reten tus impulsos. Sabes que puedes hacerlo. Nadie te conoce mejor que tú. Motívate y hazlo. Escribe el punto y aparte de una vez. Es tú decisión. El mensaje es claro: nunca te estanques en un capítulo de tu vida o nunca conocerás el resto de la historia.


Entrada a modo de reflexión inspirada en la película "Posdata: te quiero"

PD: ¿lo adivinas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario