.

.

martes, 3 de septiembre de 2013

Un pedacito de mi.

Ideas firmes, sólidas, rara vez traicionadas por la ceguera del momento. ¿Imposible? Nunca. ¿Difícil? Me gusta más. La cobardía está vetada en mi vida y nunca me arrepiento de nada porque lo que hago es porque quiero hacerlo. Un siempre no existe, un todo tampoco. Sacrificada por ayudar a quien lo necesita en todo momento. Muy amiga de mis amigos, ellos saben que a cualquier hora pueden contar conmigo. Sonreír todos los días debería de ser obligatorio y llorar sólo cuando supiéramos que vale la pena de verdad. Cuando estoy triste no lo suelo contar pero voy dejando ciertos detalles que hacen que te puedas percatar. Si lo haces, te lo tendré muy en cuenta. Por desgracia, rencorosa como la que más. Si me haces daño lo tendré presente de por vida y no dudaré en recordártelo cuando las cosas se tuerzan un poco, cuidado con eso. Perdono, pero no olvido y me gusta cortar los problemas de raíz. Me valoro mucho, sé cuándo he de ser egoísta y cuándo no. Guerrera, luchadora, sobrevivo a las peores situaciones y peleo por lo que quiero. Desconfiada por miedo a que me la jueguen como la primera vez. Enamoradiza con pocas palabras y algo de amor, supongo que me conformo con eso. Enamorarse es algo muy serio para mi y sólo lo he estado una vez, hasta las trancas, y me encantaría volver a experimentar esa sensación. Los sueños son preciosos para una soñadora como yo y cumplirlos aún más. Hace poco que me di cuenta de la importancia de un abrazo, al igual que pienso que los pequeños detalles lo son prácticamente todo. Feliz no es un estado de ánimo permanente en mi vida, yo no lo veo así. ¿Destino? No quiero creer en ello. Me considero diferente aunque realmente todos lo somos a nuestra manera. Esto es un pedacito de mi, cosas que puedes saber o no. El resto puedes averiguarlo, si quieres.




1 comentario: