.

.

jueves, 16 de junio de 2016

Desenfoque.

Me he quedado helada, rota, perpleja. Ese piano me ha paralizado. Tenía que escribir. ¿Qué es lo que debo hacer? El nudo de la garganta no hace más que crecer, me implora salir, gritar, llorar, esfumarse. Tienes que ser fuerte. Me quedo mirando a un punto y, cuando me doy cuenta de qué es lo que estoy pensando, no pienso en nada. Veinte años no sirven, se hacen escasos. Me faltan fuerzas, me sobran lágrimas. No puedo hacerlo sin ayuda. Ya no. He gastado todas mis fuerzas y todavía me queda un largo camino por recorrer. No tendrán que tirar de mi porque sé que quiero avanzar, pero necesito un apoyo. ¿Sabéis cuando estáis perfectamente sanos pero, si os fijáis, sentís que algo dentro os está haciendo mucho daño y no sabéis cómo pararlo? Igual. Ni si quiera sé que temática llevan estas lágrimas ya. Son tantas cosas que me cuesta ponerles nombre. Mejor llorar por la vida y ella algún día te hará volver a reír. No sé qué propósito tiene esto, es un acto de delirio, de desconcierto, de no saber. Demasiado débil para si quiera seguir intentándolo. Céntrate, saca lo tuyo, deja cosas a un lado. ¿Que qué es lo tuyo? Tu vida, niña, tu vida.


2 comentarios:

  1. Siento que estamos cortadas por el mismo patrón, o al menos en este aspecto me siento 100% idéntificada, y lo siento. Lo siento por lo que significa, y lo que duele. Lástima que exista una pequeña gran fuerza externa que me impida conocerte...
    Mucho ánimo, que todo pasa. Seguro que sí.
    PD: Sigue escribiendo, que yo sé que aunque sirva al menos para desahogarse ya habrá merecido la pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy dispuesta a conocernos y ayudarte en lo que haga falta. Tengo el correo de mi canal de Youtube que es hablaleaalba@gmail.com y ahí puedes hacerlo con toral confidencialidad.
      Seguiré escribiendo para sacar lo que llego dentro y para ayudar a gente como tú. Fuerza y ánimo, todo pasa.

      Eliminar