.

.

martes, 30 de agosto de 2016

Finalmente.

Tengo los recuerdos bloqueados. Yo no lo pedí, ha ocurrido sin más. Tal y como me dijeron. Resulta muy extraño intentar recordar algo y que tu misma mente te pare. Es mejor así. Llega un momento que ni siquiera tú mismo te esperas, en el que las cosas cambian, los ojos se abren, los corazones se cansan, las lecciones se aprenden, las decepciones aguardan... Llega un momento en el que haces click, otra vez. Y sabes que ya está, que estás en otro camino, que sigues otra vida distinta, que te has remodelado un poquito, que vas de la mano con personas nuevas. Y ya no te importa, porque aferrarse no sirve de nada y te valoras más de lo que pensabas en un principio. Y que lo bonito existe, sí, ya lo creo que existe. Sigue tu camino, no mires atrás, no vale la pena hacerlo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario